Milka Santana obtuvo el segundo lugar durante el Premio Mujeres que Cambian el Mundo del Banco BHD. FUENTE EXTERNA
Milka Santana obtuvo el segundo lugar durante el Premio Mujeres que Cambian el Mundo del Banco BHD. FUENTE EXTERNA

Milka Santana afirmó que a través de Perfecto Labs y de la tecnología luchará para transformar la educación de los niños de la República Dominicana

La mayor aspiración de Milka Santana será cuando un millón de estudiantes en la República Dominicana se encuentren estudiando robótica, programación de computadoras, inglés, diseños 3D, Inteligencia Artificial y todo lo que la tecnología les pueda ofrecer. Ese también era el sueño de su padre Perfecto Santana, que falleció a raíz de la pandemia de la COVID 19 y “desde el cielo está en la espera de que eso suceda y sé que va a pasar en algunos años”.

En busca de ese sueño, Milka dejó los Estados Unidos y volvió a su pueblo natal Yamasá donde fundó la escuela Perfecto Labs, a través de la cual busca crear genios de programación en adolescentes en vulnerabilidad y de esta forma transformar no solo sus vidas, sino también las de sus familias y de toda una comunidad para que en el futuro esos estudiantes puedan ser admitidos en universidades estadounidenses, donde puedan cursar carreras afines a estos temas.

1. Llegada a los Estados Unidos

Me fui a vivir a Nueva York, Estados Unidos a los 10 años. Llegar a ese país fue para mí uno de los momentos más impactantes de mi vida, de vivir en un campo y haber visitado 3 veces la ciudad de Santo Domingo, ese cambio drástico que tuvo mi vida fue fenomenal. Todavía recuerdo cuando íbamos en el taxi de camino al apartamento donde vivían mis padres, ver esos grandes edificios, las luces, tantas personas en las calles, pensando que estaba en un país sumamente diferente al mío. Sentía dentro de mí que quería hacer algo impactante, tal vez por mi corta edad pensaba que eso grande era riqueza, era lo que Estados Unidos significaba para mí, me di cuenta de que eso era lo que me ofrecía, algo grande que nunca tuve en la República Dominicana”.

2. Primer trabajo

A los 22 años trabajé en JP Morgan, una empresa de inversiones, pero después me fui a trabajar en Goldman Sachs, el banco más reconocido del mundo. Cuando me llamaron, duré tres días en un hotel tomando exámenes, me entrevistaron varias personas, viajé de Nueva York hasta Pensilvania. De regreso a la casa, cuando iba en el tren me llamaron para darme el trabajo, era un sueño para mí, pero me tenía que mudar a Londres. Eso significaba dejar a mi familia, vivir sola, mudarme a un país que estaba a 7 horas en avión, con 5 horas adelantadas, era un cambio total. Sentía miedo de fracasar en una compañía tan grande y con tantas personas súper capaces, me decía la pequeña Milka haciendo lo mismo que ellos, tenía miedo de no ser suficientemente inteligente, capaz, pero con esa oportunidad me probé a mí misma que sí podía hacer todo lo que quería y lo logré”.

Milka Santana creó Perfecto Labs, escuela en la comunidad Yamasá, Monte Plata

3. Cambio de trabajo

Un sábado trabajando frente a mi computadora me vino a la mente que quería más, no quería pasarme la vida frente a mi computadora, entonces hablé con mi jefa y dejé el trabajo. Me fui a China a estudiar su idioma y hacer algunas maestrías, para ese entonces tenía 26 años. Mi madre no estaba de acuerdo y mi hermana me decía que eso era un riesgo, pero que entendía que lo tenía que hacer. En China viví en Xi’an, esa fue una de las decisiones que más valentía requirió de mi parte, porque dejé una gran empresa en Nueva York que me pagaba súper bien y donde podía llegar a ser jefa. De trabajar en una de las compañía más grandes del mundo pasé a ser una estudiante en una pequeña ciudad de China que casi nadie conocía, conviviendo con chinos, siendo la única dominicana y a veces la única latina. Fue drástico el cambio, pero fue una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida entera”.

4. Cambio de planes

En China tenía el propósito de vivir solo un año y después regresar a Nueva York para hacer una Maestría en Negocios, pero todo cambió. Resulta que tenía un tiempo que había aplicado en una universidad para una maestría en Economía, pero pensaba que no me la iban a dar. Un día caminando por las calles de China me encontré con unas personas del departamento de Admisión de la universidad y me dijeron que me aprobaron la beca, que si todavía me interesaba. Cuando les pregunté cuanto duraba me dijeron que 4 años, porque mi chino no era lo suficientemente bueno, tenía que tomar clases de chino por un año y la maestría en sí eran 3. Aunque en ese momento pensé en mi familia que tenía tiempo que no la veía, tomé la decisión de quedarme y aceptar la beca pensando que no iba a terminar la maestría, pero la terminé. Las cosas de Dios son increíbles, apliqué para esa beca y nunca regresé a ver si me la habían dado porque en verdad no me interesaba, y me encontré con esas personas que me dieron la noticia. Me quedé en China 4 años, hice dos postgrados, uno de Economía y otra de las relaciones de ese país y los Estados Unidos”.

5. Segunda visita a la RD

Después de muchos años, visité la República Dominicana por segunda vez en 2015, no me interesaba tanto regresar porque quería visitar otros países del mundo. Vine a Punta Cana con un novio europeo que tenía. Estando allá fuimos a un restaurante muy elegante, pero eso no me hacía feliz. Me acuerdo que me sirvieron una yuca como a otro nivel, entonces me dije en ese momento que si regresaba al país sería a mi pueblo de Yamasá, a estar con mi gente, a comer yuca real de la gente del campo, no artificial, vendría a crear un impacto en mi pueblo y en mi país. Después de eso nunca más he vuelto a un resort”.

6. Final de la tesis

En mi último año en China, 2016 tenía que presentar una tesis sobre la relación de China con Latinoamérica, principalmente con Brasil y Argentina delante de profesores y directores de universidades, estaba sumamente nerviosa. Cuando terminé, me aceptaron la tesis y me gradué. No me lo podía creer que en 4 años había aprendido el idioma que necesitaba para defender una tesis, eso fue monumental para mí. Eso me dejó ver que si pude hacer eso, podía hacer todo lo que quiero en la vida”.

Milka Santana vivió cuatro años en China, donde realizó postgrados y maestrías

7. Momento impactante

Uno de los momentos más impactantes de mi vida fue cuando vi morir a mi padre durante la COVID 19, tenía como dos semanas en el hospital, en ese tiempo no permitían estar estar con el paciente porque no se sabía realmente lo que era ese virus. Mi padre estaba en estado crítico, pero gracias a Dios me dejaron verlo, hicieron una excepción conmigo, me acuerdo que me cubrieron de la cabeza a los pies con traje como si fuera astronauta. Ese momento fue sumamente significativo para mí, entré al cuarto y vi a mi padre con tubos en su cuerpo, le di las gracias por todo lo que hizo por mí, por la familia, por todo en el mundo. Le dije está bien papá vete tranquilo, ya no tienes que sufrir más, todo estará bien… Como las tres horas de estar con él nos llamaron para decirnos que había muerto. Verlo en el hospital, sabiendo que iba a morir pronto me dio fuerzas para decidir dejarlo todo y regresar a mi país, a mi pueblo de Yamasá a comenzar con Perfecto Labs. Para mí, despedir a mi padre fue monumental, él es la razón por la este proyecto está donde está, porque él nos sigue desde el cielo”.

8. Visita a Microsoft

El pasado año 2023 llevamos a los estudiantes de Perfecto Labs a las instalaciones de Microsoft en Blue Mall, Santo Domingo. Allá les presentaron la historia de la empresa, lo que hacen, la increíble oportunidad de usar tecnología para cambiar el mundo, de cómo ellos también pueden trabajar en esa empresa en un futuro. También comieron pizza, fue un día espectacular, especialmente para muchos de nuestros estudiantes que nunca habían salido de Yamasá. Estar en unas oficinas tan lujosas, creativas e innovadoras fue increíble. Ya en el autobús de regreso a Yamasá vi en las caras de los alumnos que algo cambio en ellos, lo vi también cuando estábamos en la empresa, pensaba de que ellos vieron algo grande que quieren hacer y lograr. Me sentí orgullosa de mí misma y también de dar a nuestros estudiantes, a nuestros niños dominicanos, esa oportunidad no solo de enseñarles programación, sino también de cambiarles la vida, que sientan que son iguales que esos empleados que vieron en Microsoft, que ellos también pueden llegar a ser empleados ahí y que son capaces de crear compañías como esa o más grandes. Es un orgullo que en Perfecto Labs nos hemos dedicado a cambiar la vida a esos niños y obviamente compañías como el Banco BHD y muchas otras que nos ayudan hacer esos procesos es sumamente importante, ellos son el futuro de nuestro país”.

MIlka Santana ganadora del segundo lugar del Premio Mujeres que Cambian el Mundo 2024

9. El poste de luz y el poder de la insistencia

A casi un año de iniciar las clases de programación de computadora en la sala de mi casa, tuvimos la oportunidad de mudarnos a un centro para expandir la escuela. Cuando estábamos comenzando, la compañía de internet llegó para colocar el servicio, pero me dijeron que no podían hacerlo porque no había un poste de luz. Ese momento siempre llega a mi mente porque casi me doy por vencida, algunas personas pensarían, bueno es un palo de luz y ya, pero ellos llegaron como dos años después de haberlo solicitado. También se me iba la luz, el agua de la casa, era una cosa tras otra, entonces compré el poste de luz, le pagué a alguien para que lo pusiera y la compañía puso el internet. Lo del palo de luz con lo del internet fue una prueba casi mandada por Dios, porque ese día me fui a mi casa pensando que era demasiado para mí, me dieron deseos de regresar a los Estados Unidos, pero Dios me dio las fuerzas para seguir. Ahora lo veo y me doy cuenta de que muchas personas usan ese poste de luz para electricidad y cable, eso me da una esperanza de que cuando pones algo no solo te beneficias tú, sino que puedes cambiarle la vida a muchas personas a tu alrededor”.

10- Desagradable sorpresa

Hace algunos meses me llevé una desagradable sorpresa cuando visité por primera vez algunas escuelas públicas para ver su situación, eso era importante para mí, porque no me eduqué totalmente en este país y hacía muchos años que no iba a una. Lo que vi fue increíble, me dio vergüenza ver un sistema educativo totalmente roto, la disciplina completamente ausente, niños que no tenían profesores en las aulas, ahí me di cuenta por qué muchos niños llegan a Perfecto Labs sin saber sumar, restar ni dividir. Lo vi con mis propios ojos y me pregunté cómo la República Dominicana acepta la situación del sistema educativo que se le ofrece, hasta este día no entiendo cómo un padre dominicano puede aceptar ese nivel tan bajo de educación para sus hijos. Decidí en ese momento que nosotros, yo en particular soy responsable de la educación de los niños dominicanos, sería capaz de dar mi vida para asegurarme de que ellos sean educados de una manera que puedan lograr grandes cosas en sus vidas. Ver eso me dio más fuerzas de luchar para transformar la educación del país, a través de Perfecto Labs y de la tecnología”.

aspiración

Desarrollo de la tecnología en RD

“Mi mayor felicidad será en el momento en que podamos celebrar que un millón de estudiantes dominicanos están aprendiendo a programar en Perfecto Labs. Eso ya pasó en mi mente. Vamos a estar celebrando la educación que nuestros estudiantes merecen, de que puedan llegar a niveles educativos que los conviertan en los mejores internacionalmente en Matemáticas, en lectura, en tecnología…
Ese momento va a llegar, pero va a requerir que tanto ellos como sus padres pongan de su parte. Que también el gobierno, la sociedad y la comunidad donde estén viviendo pongan de su parte, que todos nos unamos como dominicanos y digamos no más, no vamos a aceptar una educación mediocre para nuestros hijos, su educación es una de las cosas más importantes. Sé que ese momento va a pasar y en Perfecto Labs estaremos sumamente orgullosos de ser parte de ello”.

Compromiso

Me siento responsable de la educación de los niños dominicanos, sería capaz de dar mi vida para asegurarme de que ellos sean educados de una manera que puedan lograr grandes cosas en sus vidas”

Proyecto

En la República Dominicana fundamos Perfecto Labs, una escuela en Yamasá que enseña programación de computadora, robótica, inteligencia artificial e inglés a niños de 7 a 17 años de escasos recursos”.

Especialidad

Me quedé en China viviendo 4 años, allá hice dos postgrados, uno de Economía y otra de las relaciones de China y los Estados Unidos”.

Cambio

Cuando tenía 22 años dejé mi trabajo en JP Morgan, un banco de inversiones y me fui a trabajar en Goldman Sachs, el banco más reconocido del mundo entero”.

Gratitud

Despedir a mi padre en el hospital fue monumental, él es la razón por la que Perfecto Labs está donde está, porque él nos sigue desde el cielo”.

Sueños

Me siento responsable de la educación de los niños dominicanos, sería capaz de dar mi vida para asegurarme de que sean educados de una manera que puedan lograr grandes cosas en sus vidas”.

Le recomendamos leer

Posted in 10 MomentosEtiquetas

Más de gente

Las Más leídas